SUBLIMACIÓN

La sublimación es un proceso cada vez más popular dentro del mercado global gracias a su calidad y rapidez en la reproducción de imágenes en una gran variedad de sustratos tanto flexibles como rígidos.

El proceso de sublimación

La sublimación es una técnica de producción relativamente sencilla, ya que consiste, a grosso modo, en la creación de un diseño, su impresión y finalmente su adhesión a un polímero a través de calor.

De manera más detallada, es un proceso químico que requiere la combinación de temperatura, tiempo y presión para “transferir” las tintas de sublimación, que al ser calentadas a 200° C se convierten en gas y se unen permanentemente al 100% de telas de poliéster u otros materiales con una capa de polímero. Las moléculas de la tinta regresan a un estado sólido tras enfriarse, lo que da como resultado final una imagen con gran calidad y color que se ha convertido en parte de la tela, por lo que no se agrietará, pelará o deslavará.

La calidad de la imagen transferida depende de distintas variables como el tipo de impresora usada, diseño, tinta, papel, prensa de calor y el sustrato o material. Por ello, es recomendable tomar en cuenta diversos aspectos antes de iniciar con la sublimación, entre los que se encuentran:

  • Software de diseño – para tener éxito en cualquier tarea de diseño de gráficos es necesario contar con un software que le permita ajustar los colores e imágenes de acuerdo a su creación.
  • Impresora – dentro de la industria de la sublimación se ha adoptado el uso de impresoras de inyección de tinta, ya que no dispersan el calor durante el proceso de impresión. Una impresora de sublimación utiliza tintas especiales. Al día de hoy, existen tintas que producen gráficos sublimados de alta calidad para aplicaciones de interiores y exteriores.
  • Papel de transferencia – se trata de un papel especial para aplicar la imagen o gráfico que no absorbe la tinta y que a través de una máscara de transferencia es prensado con calor en la tela.
  • Prensa de calor – existen varias ofertas en el mercado con los estilos, tamaños y costos que se ajustan a las necesidades de los usuarios.
  • Sustratos – la sublimación puede efectuarse en telas de poliéster u otros materiales que hayan sido tratados con una capa de resina de poliéster, es por esto que la sublimación es muy versátil, ya que existen cientos de productos en los cuales se puede llevar a cabo el proceso.

Tendencias en sublimación

Sin duda, las nuevas tendencias en la moda del vestido incrementan la popularidad de la sublimación. Además, la tendencia de productos personalizados, únicos en su clase, sigue teniendo gran demanda. Diseños personalizados, patrones e incluso los logotipos corporativos se pueden aplicar a las camisetas, bufandas, vestidos, sombreros y zapatos. La capacidad de ofrecer productos únicos también brinda una oportunidad perfecta para los decoradores. En términos de durabilidad y rendimiento, la sublimación de tinta es la mejor opción, ya que no afecta a las propiedades de transpirabilidad y de absorción de humedad.