ANILLADOS

Los tipos de encuadernación tienen por objeto: conservación, fácil manejo, presentación artística, comercial. Para una buena presentación de reportes, informes, catálogos, trabajos, tesis (usados normalmente para usos en las empresas). Antes del siglo XIX la encuadernación se hacía casi manualmente y era relativamente costosa, muchos propietarios mandaban a hacer a mano encuadernaciones refinadas o utilitarias. Con la industrialización los procesos se abarataron mucho y se desarrollaron nuevas técnicas para vender libros y publicaciones a un coste más bajo y con ello se desarrollaron técnicas para encuadernar más sencillas, más rápidas y menos costosas. La idea era llegar a un mayor número de consumidores abaratando el producto.
Además de una buena impresión, organización y duración de la anillacion que soporta todo un sistema integral con un muy buen esquema de terminados y acabados de toda clase de impresos.
El grapado y otras variantes como el anillado o la espiral se usa en revistas, periódicos, panfletos, folletos, carpetas, cuadernos, blocs, talonarios, libretas y fotocopias. A su vez, con las publicaciones se puede hacer un retapado. Esto consiste en unir varias publicaciones (como cuadernos o revistas) mediante una encuadernación por encolado y una nueva cubierta exterior.